miércoles, 20 de febrero de 2008

Carta a mi mejor amiga




Hola Rian:


Sé que muchas veces las palabras se las lleva el viento, así que he decidido escribir todo lo que siento por ti, para que Cronos jamás pueda borrar estas palabras que ahora vas a leer.
Lo primero es darte las gracias por estar ahi, tanto en los buenos como en los malos momentos, gracias por escucharme en los momentos difíciles, y sobretodo gracias por haberte convertido en mi mejor amiga, en la persona que mas puedo confiar.

Tu yo yo sabemos que en un tiempo pasado mi vida dió un giro de 180º, pero tu siempre has estado ahí para hacerme compañía en los momentos que más necesitaba de un hombro amigo, es eso el algo difícil de olvidar.

Como ya te dije una vez: la vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento, y yo contigo de esos he tenido muchos, muchos, muchos... eso es algo que me llena de orgullo y que voy a llevar conmigo para siempre.

Y es que, has conseguigo que le diga a una amigo/a, lo que jamas le dije a ningún otro/a: TE QUIERO por como eres y por como dejas de ser (a veces a pesar de tu caracter ejejej). Ahora que estoy lejos, cada vez que pienso en el grupo de amigos que me esperan en Valencia tu eres en la primera que pienso y se que cuando a ti te va bien a mi me va bien, de ese modo es mas facil ser feliz.

Que sepas que no me olvido de Pedro y me alegro que hace ocho años encontraras al hombre de tu vida, al cual también quiero y aprecio porque para mi se ha convertido en un AMIGO con todas las letras. Te recuerdo que yo le organizo la despedida de soltero, (me portaré bien ejjejej).
Bueno aquí acaba esta carta que espero que te haya hecho sonreir y no llorar. Espero que el olvido no llegue a nuestros corazones, porque en ese momento se habrá perdido algo muy especial.

MIL Y UN BESOS

POS: AL RESTO DE MIS AMIGOS: Por favor no os penséis que me he olvidado de vosotros, siempre os llevo en mi corazón.

1 comentario:

Rian dijo...

Muchas gracias pequeño. Mira tu correo...tienes una SORPRESA...
Un besazo.